Lenguas nacionales, ¿qué hay más allá del cambio a la Constitución?

Académicos e investigadores señalan que a pesar de la designación en la Carta Magna, se deja de lado el reconocimiento del español como lengua oficial, y destacan que no hay políticas a favor de la preservación e impulso de las lenguas indígenas

El Senado aprobó el 11 de marzo, por unanimidad (93 votos), la reforma al Artículo 2 de la Constitución Política para reconocer al español y las 68 lenguas indígenas, con sus variantes lingüísticas, como lenguas nacionales. El proyecto ya fue devuelto con cambios a la Cámara de Diputados para sus efectos constitucionales.

El 18 de noviembre de 2020, los diputados aprobaron reconocer al español y las lenguas indígenas como lenguas nacionales y envió el dictamen al Senado; aún cuando en Diputados desistieron de citar las 68 lenguas reconocidas por el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), hace unos días el Pleno del Senado agregó los 68 nombres de las lenguas indígenas que se hablan en nuestro país, así como la Lengua de Señas Mexicana.

La razón, dijeron en el Senado, es “para otorgar mayor claridad y certeza jurídica a la redacción de la propuesta que envió la Cámara de Diputados, así como evitar cualquier trato diferenciado”. El 23 de noviembre de 2020, el senador Martí Batres había presentado ante el Senado la iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el Artículo 2 de la Constitución para establecer el español y las lenguas indígenas como idioma oficial.

Batres dijo que es un acto de justicia histórica. “Estas lenguas han sobrevivido 500 años a un proceso de desculturización, colonización cultural, destrucción cultural, hispanización forzada y de todas maneras existen; hay que reconocer a las lenguas como nacionales u oficiales, lo importante es dar el reconocimiento de que es una nación plurilingüística”.

Estudiosos del español como Gonzalo Celorio, Luis Fernando Lara y Jaime Labastida coinciden en que no es la primera vez que hay reformas a la Constitución en la materia, pero discrepan sobre el hecho de que sean incluidas todas las lenguas originarias porque no sólo hay muchas más variantes de las 68 lenguas que reconoce el INALI, además porque el español es la lengua franca.

Aseguran que en México el español no es lengua oficial aunque es la lengua franca, y que lo más conveniente es que “la lengua española fuera considerada oficial y las lenguas originarias fueran consideradas lenguas oficiales con el mismo valor que el español en los lugares donde se habla” como ocurre en España, sin embargo, también hay diferencias en esa posibilidad.

 

 

También podría gustarte