Familiares de taxista fallecido en accidente denuncian supuesta corrupción para exonerar a presunto culpable

La familia del conductor de taxi José Alfredo González Martínez, que perdió la vida en un accidente, exigió a la Fiscalía General del Estado (FGE) que judicialice la carpeta de investigación y se investigue como presunto culpable de homicidio doloso al joven que manejaba la camioneta.

El accidente ocurrió el pasado 11 de febrero del 2024 a las 17:15 horas en el Fraccionamiento La Pradera de esta ciudad cuando una camioneta Frontier Nissan color blanca modelo 2019, era manejada por un joven que apenas en enero cumplió 18 años y manejaba a exceso de velocidad.

En conferencia de prensa José Alfredo González Aguilar -hijo del conductor del taxi- y el abogado Arturo Nicolás Balcázar, informaron que el peritaje de la dirección de Servicios Periciales informó que el conductor del taxi -que murió por el impacto- fue el responsable del accidente bajo el argumento “que no bajó la víscera y le pegaba el sol de frente, entonces no vio con claridad”.

La familia informó que José Alfredo González tenía 65 años de edad cuando falleció y contaba con una experiencia de 45 años cómo conductor de taxi, y siempre lo hacía con precaución.

“Mi papá estaba trabajando y buscaba incorporarse de la carretera que sube de Las Trancas para el fraccionamiento La Pradera y en su paso lo impactó una camioneta Frontier; mi papá estaba entrando a la avenida de Los Álamos frente a la universidad Eurohispanoamericana, iba manejada por un joven que no tiene licencia” indicó.

Antes las irregularidades de los peritajes de la dirección de Servicios Periciales, refieren que el impacto fue a 78 kilómetros por hora, dijo la familia.

“Eso es una mentira porque el impacto arrojó los vehículos; desplazó a 29 metros el taxi de mi papá y 27 metros la camioneta para terminar sobre la valla perimetral de la universidad. Los peritos de la dirección de Servicios Periciales comentaron que mi papá es el culpable al invadir el carril preferente”, indicó.

La familia informó que contrataron al perito experto en tránsito terrestre que fue director de Servicios Periciales del estado de Guanajuato, Jorge de la Cruz Cuevas, y éste determinó que la camioneta Frontier viajaba a 111 kilómetros por hora y fue el causante del accidente.

“Vino con sus herramientas, hizo un peritaje científico, uso formulas físicas y su peritaje lanza que la velocidad era de 111.2 kilómetros por hora en comparación con lo que dice la dirección de Servicios que viajaba a 78 kilómetros por hora” indicó.

Según testigos del accidente y el peritaje “el joven iba hacia la central de abastos, iba en el carril de alta velocidad, rebasó una motocicleta, rebasó una camioneta azul perdió el control de la velocidad hizo una diagonal a la derecha, del de alta hizo diagonal y se impactó con mi papá, y este homicidio está impune”.

Esto motivó, que el pasado viernes 12 de abril la familia interpusiera una denuncia ante la FGE por presuntos actos de corrupción en contra del director de Servicios Periciales Héctor Ronzón García García; el superior Jerárquico Alexei Díaz Rangel y los dos peritos: Iram Blanco Mora y Manuel Antonio Mirón Rebolledo y en contra de un policía vial de la secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal.

“Pedimos la intervención del gobernador Cuitláhuac García Jiménez y de la Fiscal Verónica Hernández Giadáns para que revisen el trabajo de los empleados de servicios Periciales, esto es una injusticia, corrupción en el peritaje, es un homicidio que cometió el joven de la camioneta que no llevaba licencia”, dijo.

En voz del abogado Arturo Nicolás Baltazar informó “presentamos una denuncia contra el director Alexei y dos peritos porque todos los hechos los manipularon, mintieron de manera artera en agravio de las víctimas para exonerar a una persona que cometió un homicidio y esto es grave, la familia pide justicia que se actué con imparcialidad y objetividad”.

Señalaron que los funcionarios públicos antes mencionados causaron un grave detrimento a la justicia al favorecer con el peritaje al joven de 18 años que hoy está libre y sin responsabilidad de la muerte del taxista.

“Un testigo presenció cuando el padre del joven estaba ofreciendo dinero al perito vial que es el primero que empezó a mentir” dijo el abogado.

Finalmente la familia informó que desde el 11 de febrero el taxi de Xalapa con número económico XL-378 -que fue pérdida total económica por el accidente-, se encuentra en un corralón de grúas de una empresa particular, pero no lo han podido recuperar pese a que han solicitado a la FGE que lo libere.

“Hay testigos que señalan que el propio joven que conducía la camioneta pedía que no llamaran a la policía, que no llamaran a nadie para evadir la responsabilidad penal, al joven lo pusieron en libertad en menos de 48 horas, la policía ministerial no realizó exámenes toxicológicos, no entrevistaron a los testigos”, dijo el abogado.

You might also like